Titulares

Titulares

Páginas vistas en total

miércoles, 24 de abril de 2013

Por un Primero de Mayo unitario, de lucha y autónomo



Por: Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma (C-cura)

Este 1º de mayo, en el marco de la crisis política nacional, nos presenta a los trabajadores el gran reto de dar una respuesta de clase, fundamentada en nuestros interesas históricos y los de las mayorías empobrecidas del país. Desde hace algunos meses, el Frente Autónomo en Defensa del Empleo, el Salario y los Sindicatos (Fadess) y la Unión Nacional de Trabajadores (Únete), vienen avanzando en un proceso de discusión en función de rescatar la autonomía del movimiento sindical y lograr la unidad de acción en los innumerables conflictos que atraviesan al país y al movimiento de los trabajadores. Esta positiva convergencia entre ambas corrientes sindicales, que se erige por encima de las diferencias políticas existentes en su seno, se concretó el pasado 4 de abril, en la extraordinaria y masiva Marcha Universitaria realizada en Caracas, lográndose por primera vez en muchos años que profesores, empleados y obreros se movilizaran unitariamente por aumento salarial, en defensa de los contratos colectivos y de las Normas de Homologación.


Este ejemplo de unidad y autonomía del movimiento sindical, se ha convertido en una referencia para los cementeros, los petroleros, los trabajadores del sector eléctrico, los trabajadores de las empresas privadas en conflicto, y para todo el movimiento obrero y sindical que lucha en defensa de sus derechos, el cual tiene ahora el gran desafío de potenciar esa experiencia, convirtiendo este 1ero de mayo, Día Internacional de los Trabajadores, en una Jornada Nacional de lucha unitaria y autónoma, que le hable duro y fuerte al gobierno y a los empresarios. Que les diga que estamos dispuestos a seguir luchando por nuestros derechos, y ahora unificadamente.

Somos optimistas, ya que los trabajadores han demostrado que ni la polarización política promovida por el gobierno y la MUD, ni los continuos procesos electorales, logran desmovilizar a la clase obrera. La disposición de lucha de los trabajadores venezolanos sigue intacta. Esto lo demuestran los más de 5.000 conflictos que se produjeron el año pasado, de los cuales más del 40% fueron protagonizados por trabajadores del sector público y privado en defensa de sus salarios, por empleo digno y contra la tercerización, denunciando la devaluación y el desabastecimiento, exigiendo respeto a los contratos colectivos, rechazando la criminalización de la protesta, enfrentando la entrega del petróleo y minerales a las multinacionales, así como otras reivindicaciones básicas.

Igualmente es imperativo en el marco de la actual crisis política que reina en el país, fortalecer la unidad y defender a toda costa la autonomía del movimiento sindical venezolano, de tal forma que el gobierno y la derecha opositora no puedan seguir engañando a los trabajadores para ponerlos a marchar a su servicio. Este Primero de Mayo debe quedarle claro al país que ni el gobierno ni la MUD representan a los trabajadores, así unos hablen de “socialismo” y los otros digan ser defensores de la “democracia”. No podemos seguir siendo carne de cañón de sus políticas propatronales, ni ser víctimas de su agenda de violencia. Los trabajadores somos una clase social y como tal debemos erguirnos para expresarle al país nuestras propuestas.

Desde esa óptica, los militantes y activistas de la Corriente, Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma (Ccura), llamamos al Fadess, a la Únete, a los sindicatos de base de la CTV, a la Alianza Sindical Independiente (ASI), y a todos los sindicatos y corrientes dispuestas a movilizarse unitariamente este 1ero de mayo, a que nos pongamos de acuerdo para honrar a los Mártires de Chicago, marchando unitariamente en un nuevo Día del Trabajador y exigiendo: un salario mínimo igual a la canasta básica, libertad plena para Rubén González, eliminación del IVA, aumento general de sueldos y salarios, que cese la cacería de brujas en el sector público, la recuperación de las empresas básicas, que cese la impunidad del sicariato que diezma las filas obreras, que sea nacionalizada en un 100% la industria petrolera, que cese la discriminación laboral por cuestiones de género, el acatamiento de las órdenes de reenganche, y justicia para Sabino Romero. Si realizamos una marcha con este carácter, estaremos dando un paso importante hacia la refundación del movimiento sindical sobre bases autónomas y democráticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir con todos tus comentarios y opiones