Titulares

Titulares

Páginas vistas en total

jueves, 22 de septiembre de 2016

Elecciones sindicales en Pdvsa: Sindicalismo patronal o sindicalismo combativo



Por: Omar Vázquez Heredia

Hoy, 22 de septiembre del año 2016, se tendrían que estar desarrollando en todas las instalaciones de Pdvsa las elecciones de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), sin embargo nuevamente dicho evento electoral fue suspendido por la actual conducción personificada en el dirigente sindical patronal Wills Rangel, ante la posibilidad real de una derrota política y electoral del gobierno nacional en el sindicato más importante del país.

La postergación de las elecciones sindicales en Pdvsa es parte de las estrategias concretadas por el sindicalismo patronal del PSUV para conservar el control de la Futpv, aunque sea de forma antidemocrática. Recordemos que ya se cumplen dos años del retraso de la renovación de las autoridades de la instancia sindical de la clase trabajadora de la industria petrolera venezolana, porque el período sindical se encuentra vencido desde el año 2014. Los burócratas sindicales intentan obtener más tiempo para continuar presionando a las otras corrientes laborales del chavismo, que descontentas han constituido otras planchas electorales. Además, ese mayor lapso de tiempo también lo emplearán para continuar hostigando a las trabajadoras y a los trabajadores para imponerles la candidatura del burócrata sindical Wills Rangel, desde las oficinas gerenciales y de vigilancia interna.


El movimiento chavista, más o menos crítico, después de mantener un silencio sepulcral ante las medidas económicas y laborales aplicadas por el gobierno nacional en el país y en Pdvsa, que deterioraron de manera brusca la capacidad de compra de los salarios de la clase trabajadora, depauperando sus condiciones materiales y culturales de vida, ahora se encuentra totalmente dividido ante la posibilidad de una victoria política y electoral de una alternativa sindical combativa, que es representada por José Bodas de la plancha N° 36. Un dirigente obrero de la refinería petrolera de Puerto La Cruz, que no tiene compromisos burocráticos con la derecha tradicional de la MUD ni con la nueva derecha del PSUV, que se presenta con un programa sindical lleno de importantes reivindicaciones laborales como: el pago a los trabajadores de nómina mayor de la retroactividad de las prestaciones sociales por años de servicio; el pago de la madurez de nómina a los trabajadores de Pdvsa y empresas mixtas; el pago de los sábados trabajados que son legales y generan compensatorios; el pase a fijos de 14 mil trabajadores tercerizados, artesanos, profesionales, técnicos, choferes y obreros con más de 5 años de servicio; el préstamo personal IFA de los 5 salarios, y que el único requisito sea haberlo cancelado para solicitarlo de nuevo; el pago del sexto y séptimo día, en los sistemas de guardia; el pago del bono vacacional a salario normal y las vacaciones a salario integral, incluido, los bonos de los sistemas; que se cumpla la reivindicación de los comedores para los taladros y demás áreas; que se pague correctamente las horas extras, tiempo de viaje, bonos nocturnos, bonos mixtos y horas extraordinarias o sobretiempo y la dotación de los implementos de seguridad (botas, bragas, uniformes, guantes, mascarillas, entre otros).

Ante la opción patronal de Wills Rangel, antiguo miembro del buró sindical de Acción Democrática en Barinas y ayudante de Carlos Ortega en la extinta Fedepetrol, los revolucionarios venezolanos debemos respaldar a la plancha N° 36, aquella que sin ataduras burocráticas con los dos grandes bloques partidistas puede transformar a la Futpv en una organización sindical combativa, que sea un primer paso para reconstruir un movimiento obrero con independencia de clase, que siga defendiendo al socialismo como el proyecto histórico del pueblo trabajador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir con todos tus comentarios y opiones