Titulares

Titulares

Páginas vistas en total

jueves, 20 de junio de 2013

¿Quiénes pagaron para asesinar a Sabino?



Por: Sociedad Homo el Natural
Jue 20/06/2013 

El Compromiso es con el Zulia, no con los poderosos
Entre cielo y tierra no hay nada oculto, está descubierto todo el compló para asesinar también a los hijos de Sabino, para que así los poderosos ganaderos y sus sicarios tengan un honorable juicio amañado, sin testigos y lejos del Zulia. Por esta razón, siguiendo órdenes el periodista de El Nacional (14/06/13: Ciudadanos Sucesos 12) sin citar fuente alguna manifiesta: “De acuerdo con las pesquisas por agentes de la subdelegación de esa localidad y de la División Antiextorsión y Secuestro, se determinó que...eran cinco encapuchados que vestían ropa camuflada tipo militar y llevaban armas largas...”, ya el resto por venir lo sabemos, dirán en pocos días en rueda de prensa que Sabinito e Isidro murieron en un enfrentamiento con funcionarios del CICIPC cuando pusieron resistencia en el momento de su captura.

Hace más de mes y medio se cerró la investigación, fue un proceso científico dirigido y monitoreado bajo la supervisión diaria desde Maracaibo y Caracas por el Ministerio Público y del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz. Ya se sabe los nombres de los sicarios y de los ganaderos involucrados en el asesinato del Gran Cacique Caribe Sabino Romero Izarra, sólo que poderosos intereses económicos, políticos y militares del Zulia han detenido la rueda de prensa prometida en el mes de marzo donde el señor Gobernador del Zulia, el Ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz y la Fiscal General de la República manifestarán al pueblo venezolano los nombres de los asesinos y sus poderosos financistas. Por esta razón, emplazamos al Gobernador del Zulia Francisco Javier Arias Cárdenas a decir de inmediato ¿Quiénes pagaron para asesinar a Sabino?, para luego es tarde.

No permitamos más inocentes indígenas muertos, no permitamos más asesinatos para encubrir poderosos, o elecciones por venir, ni imágenes u “honor” de familia pudiente alguna. Queremos una Venezuela de justicia y paz.

Con montajes periodísticos piensan salvarse quienes pagaron para asesinar al Cacique Sabino Romero

La lucha del Cacique Yukpa Sabino Romero junto a las comunidades de la Sierra de Perijá, decididas en lograr la recuperación de su territorio arrebatado a sangre y fuego por el mismo sector social que hoy continúa criminalizándolo, ha permitido entre otras cosas medir el pulso revolucionario de la instituciones del Estado venezolano y las capacidades de transformación del proyecto político que intentamos construir desde 1.998, en este intento de demoler las estructuras de un estado burgués enquistado y podrido para dar nacimiento a un estado popular, socialista y multiétnico, se han dado grandes esfuerzos, valiosos avances y muy lamentables golpes a la patria naciente, uno de ellos la desaparición física del cacique junto a la del presidente Chávez, dos gigantes de Nuestra América que soñaban con ver reivindicada la patria profunda.

Sin embargo, y para desgracia de muchos el pulso no se para, no se detiene con la desaparición física de hombres como estos, al contrario, se abona y crecen las fuerzas para pelear y la rabia ante las miserias humanas que siguen atacando la revolución verdadera y la impunidad desesperanzadora que mancha la dignidad cada día del calendario que pasa. A ciento seis (106) días de aquel tres (3) de marzo cuando una bala sellada con el número veinte (20) que identifica la región ganadera del Zulia, a travesó la cabeza del cacique, el pueblo venezolano, ni siquiera sus familiares nada conocen sobre el resultado de las investigaciones policiales y criminalisticas que realizaron los cuerpos de seguridad del Estado, en las cuales según fuentes que no vale la pena traer a colación por ahora, ya se determinaron todas las responsabilidades del caso, pero algo las sujeta, (alguien) las aguanta para que no sepamos la verdad.

Mientras tanto el pulso sigue corriendo, sigue andando y con él todos los que tenemos los ojos encima, unos para procurar el parto de la justicia y otros para consolidar la impunidad de una clase con todos sus siervos que la procuran. Haremos en adelante un análisis que busca develar la última estrategia puesta en marcha por quienes trabajan para que el caso del asesinato por sicariato del Cacique Sabino Romero no se resuelva. En primer lugar es necesario comenzar por preguntarse a quién no le conviene que se conozcan los resultados de las investigaciones, pareciera surgir una respuesta lógica por simple deducción: a los culpables, es decir, a quienes ejecutaron la desaparición física de Sabino y no asumen la responsabilidad a través de la confesión; ahora bien, pero ese no sería el punto en cuestión porque dado que no existe la declaración voluntaria las instancias para la investigación del caso realizaron su trabajo debidamente y determinaron quiénes según los métodos científicos utilizados por la criminalística moderna son los culpables de pensar el crimen, quiénes se dieron a la tarea de recoger el dinero para contratar a los homicidas y quiénes ejecutaron las acciones. En tal sentido, la pregunta inmediata sería, entonces ¿a quién le interesaría que el pueblo venezolano no conozca las responsabilidades de un caso ante el cual tantos ciudadanos y luchadores nos hemos sensibilizado?

En este punto, digamos, que comienza la cosa a tornarse difícil de precisar, sin embargo, existen algunos elementos que han ocurrido durante el desarrollo de esta lucha que encabezó el Cacique Sabino Romero y que luego de su desaparición siguen ocurriendo, hagamos un análisis detallado para obtener ciertos datos que permiten ir acercando la lupa, veamos a qué nos referimos.

Utilizaremos una metáfora para expresar lo que queremos, tiene que ver con esa imagen ofrecida de acercar la lupa, para tal acercamiento al objeto en cuestión, es decir, a la secuencia de hechos desde una perspectiva: espacio-tiempo-responsables, haremos un recorrido por los antecedentes de lo que ha sido el modus operandi de las relaciones de poder dadas entre: el sector ganadero, cuerpos de seguridad del Estado y medios de comunicación. Es necesario aclarar que en este análisis relacional presentado existe un cuarto elemento referido al papel que han jugado determinados actores estrictamente políticos en la dinámica, sin embargo, consideramos que no es el momento de incluirlo aun cuando lo sabemos determinante para llegar a posiciones más concluyentes, tomando prestado un enunciado por todos conocidos: “los acontecimientos están en pleno desarrollo” y vendrán próximos análisis sobre este caso.

Dejando claro el contexto en el que surgen estas reflexiones, pasamos a mencionar el aspecto que hoy nos hace escribir: el día 14 de mayo de 2013, apareció una noticia en el diario “El Nacional” que ofrece para quienes hemos acompañado esta lucha una cantidad de información valiosa para identificar los niveles en los que se mueve la respuesta a la interrogante presentada en los párrafos anteriores. El titular de la versión impresa decía así: “Hijos de cacique Romero Implicados en plagio”, en la versión digital aparecía el mismo texto solo que con una imagen fotográfica distinta, en la siguiente dirección pueden consultarla: http://www.el-nacional.com/sucesos/cicpc-machiques-sabino-secuestro-zulia_0_208179352.html.

A ver, comencemos por las fotografías: en la versión impresa aparece una imagen “de archivo” (así identificada en la publicación) donde se observa que un sujeto que utiliza una chaqueta azul intenta montar a otro sujeto que tiene el rostro tapado en una camioneta, en la chaqueta azul se lee “CONTRA SECUESTRO”, en la leyenda de la imagen dice: “Cicpc determinó la participación de los hermanos Romero Martínez en dos secuestros”. Por otra parte, el mismo día en la versión digital publicada a las 12:01 am. aparece la imagen de un sujeto con rasgos indígenas del pueblo yukpa y en la leyenda se lee: “El yukpa Sabino Romero Martínez da declaraciones a la prensa” foto: Gustavo Ocando.

ANÁLISIS:

1) En la imagen de la versión impresa se utiliza una fotografía de archivo donde no es posible visualizar ningún elemento que identifique al cuerpo de seguridad que realizó la detención, ni siquiera el nombre del departamento al que hacen referencia los caracteres que aparecen en la chaqueta azul, en tal sentido es evidente que la imagen identificada realizada por “Alex delgado/archivo” no corresponde a la detención a la que hace referencia el texto, sin embargo, la leyenda de la fotografía es directa y particulariza la responsabilidad de la detención, leamos: “Cicpc determinó la participación de los hermanos Romero Martínez en dos secuestros”, al asociar la imagen con el texto de la leyenda se hace evidente que la intención comunicativa del mensaje es que el sujeto que aparece montándose en la camioneta es uno de los hermanos Romero Martínez, es decir, uno de los hijos de Sabino.

2) La imagen que aparece en la versión digital de la noticia (en la dirección presentada líneas arriba) se muestra una persona con rasgos indígenas del pueblo Yukpa y en la leyenda aparece “El Yukpa Sabino Romero Martínez da declaraciones a la prensa”, sin embargo, ese no es Sabino Romero Martínez, se trata del ciudadano Yukpa Edixo Landino, del sector Toromo y cacique de la comunidad Jaráramo.

3) El periodista que firma la noticia realiza señalamientos muy puntuales como:
3.1 “la policía judicial identificó a dos hijos del cacique Yukpa Sabino Romero como supuestos coautores de un doble secuestro reportado en el mes de mayo en el sector El Tocuco de Machiques de Perijá, estado Zulia”.
3.2 “se determinó que Isidro y Sabino Romero Martínez, de 24 y 28 años de edad respectivamente, estarían implicados en el secuestro del ganadero Miguel Ángel Quivera Martínez, de 38 años de edad, y del obrero colombiano Rubén Epiayuu Fernández, de 28 años”.
3.3 “fueron atacados cuando se dirigían a la hacienda Medellín de Machiques el 21 de mayo al mediodía”.
3.4 “eran cinco encapuchados que vestían ropa camuflada tipo militar y portaban armas largas”.
3.5 “los cruces de llamadas establecieron que los hermanos usaron un teléfono personal durante las negociaciones con un amigo del ganadero, que facilitó el dinero. Uno de los teléfonos usados tenía la inscripción “Sabinito” en la carcaza”
3.6 “el cobro del rescate lo hizo una mujer en el sector El Tocuco, que iba en una motocicleta. El monto exigido inicialmente fue de 1 millón de bolívares, pero durante las negociaciones los secuestradores disminuyeron la suma”-

Al revisar cuál fue la fuente que utiliza el periodista para publicar todos estos datos puntuales y que deberían formar parte de un caso que se encuentra en la fase de investigación notamos que todo se soporta en el siguiente enunciado: “De acuerdo con las pesquisas realizadas por agentes de la sub-delegación de esa localidad y de la División Antiextorsión y Secuestros”, Esto quiere decir que: 1) no hay una fuente humana que permita la verificación de estas declaraciones, en tanto se menciona la institución pero no la identidad del funcionario responsable de esta supuesta detención. 2) el periodista en la fase de investigación del caso, sin autorización de un fiscal y sin mencionar ninguna autoridad que avale la publicación de esta información no respeta la “reserva de acta” de la que goza todo expediente abierto (ver Articulo: 286 del hoy reformado Código Orgánico Procesal Penal), y saca a la luz pública información tan detallada como: “uno de los teléfonos usados tenía la inscripción “Sabinito” en la carcaza”, eso antes que un dato del expediente parece un montaje malintencionado y 3) lo que el periodista llama un doble secuestro fue un incidente que ni la misma Fiscalía al realizar la investigación dejó claro la naturaleza del delito, en este sentido, se manejan varias hipótesis entre ellas que pudo ser un autosecuestro.

Veamos ahora los datos que hacen inviable la participación de los hijos del Cacique Sabino con el delito que esta noticia quiere relacionarlos:

1) La Familia del Cacique Sabino Romero cuenta desde el 14 de marzo aproximadamente (dos semanas luego de la muerte de su padre) con custodia policial asignada por el Ministerio Público para la protección personal debido a que existen amenazas por parte del sector ganadero sobre sus vidas, en especial la del actual Cacique del Centro Piloto Chaktapa Sabino Romero Martínez (señalado en este noticia), en tal sentido es muy sencillo determinar la veracidad de esta acusación en el caso que existiera.
2) La Fiscalía de la República no ha vinculado en ningún momento a los hijos de Sabino a este caso, no han sido llamados a declarar, no han sido notificados de absolutamente nada. La Fiscalía desconoce totalmente lo que sobre ellos se está tejiendo a partir de esta publicación, es decir, que ellos no han sido señalados por ningún organismo de seguridad del Estado sino por el diario “El Nacional”, esto en cualquier país del mundo representa una noticia críminis o notitia críminis y debe ser penalizado por simulación de hechos punibles, (ver Articulo: 239 del Código Penal ) lo cual igualmente produce una acción privada por el tipo penal de difamación e injuria contra una o más personas.
3) Esta noticia no fue publicada en ningún medio regional, ni siquiera en los que históricamente han difamado o criminalizado a Sabino y su familia, esta vez sólo la presentó el diario “El Nacional” y sin ningún tipo de seguimiento, se trató de una noticia aislada.

ANTECEDENTES DEL MODUS OPERANDI:

Podríamos redactar un libro de los casos de manipulación mediática, difamación, criminalización, y noticias críminis que diarios locales y nacionales han construidos contra el cacique Sabino Romero, su familia y un poco más allá contra el pueblo Yukpa, en ese tránsito han sido varias las mentiras construidas, entre ellas: violación, asesinato, abigeato o robo masivo de ganado, narcotráfico, terrorismo, entre otros, sin embargo, solo comentaremos uno de los más recientes ocurrido luego de salir de la cárcel cuando derrotamos ese juicio montado y amañado, repleto de triquiñuelas o trampas jurídicas y técnicas, que solo buscaba desmovilizar la lucha por la recuperación del territorio Yukpa, quienes estén interesados en recordarlos pueden visitar un link donde están las notas que realizamos en ese momento para desmontar una a una las acusaciones presentadas:http://ensartaos.com.ve/el-caso-sabino-romero-lo-han-convertido-en-un-laberinto-para-condenar-al-cacique-de-todas-todas-nota.

El caso al que nos referimos ocurrió el 17 de octubre de 2012, cuando el diario “La Verdad” publicó una serie de noticias que afirmaban la emisión de una orden de captura en contra del Cacique Sabino Romero por dirigir el proceso de ocupación de la hacienda Medellín, para ese entonces según este diario Sabino era buscado por todos los cuerpos de seguridad del Estado cuando realmente nunca existió una orden de captura, titulares a 8 columnas se podían leer que decían “SE BUSCA” o “PEINAN LA SIERRA BUSCANDO A SABINO” o “MILITARES CREEN QUE SABINO SE FUE A COLOMBIA”, estos titulares no buscaban informar a la ciudadanía sobre la condición de Sabino Romero, la única intención era criminalizarlo y justificar que cualquier funcionario que lo encontrara le pegara un tiro y acabara con ese delincuente que ellos mediáticamente habían construido en el imaginario de la población, sin embargo, la verdad real era que no existió nunca ninguna orden, un Fiscal Nacional que no viene al caso decir su nombre, nos informó que se vio en la necesidad de llamar por teléfono al CICPC para ordenar que no se moviera nadie a buscar a Sabino porque tal orden no existía, es decir, literalmente tuvo que llamar para calmar a las fieras. Colocaremos algunos link para que vean el tratamiento antiético que dio este diario (propiedad de accionistas ganaderos) al caso:
http://www.laverdad.com/economia/13367-emiten-orden-de-captura-contra-sabino-romero.html
http://www.laverdad.com/economia/13600-militares-siguen-busqueda-de-sabino-romero-en-la-sierra.html
http://www.laverdad.com/economia/13548-militares-creen-que-sabino-se-fue-a-colombia.html
http://www.laverdad.com/economia/13472-guardia-nacional-esta-peinando-la-sierra-en-busca-de-sabino-romero.html

ALGUNAS CONSIDERACIONES FINALES:

Luego de revisar algunos antecedentes de lo que ha sido el papel desempeñado por representantes del sector ganadero, cuerpos de seguridad del Estado y medios de comunicación queremos presentar algunas consideraciones finales que quizás ayuden a darle forma al rompecabezas que se ha ido armando con el propósito de acercar más la lupa. En este caso como en todos hay una persona o un grupo que piensa el delito que es necesario cometer, existe otro que paga para que se cometa, existe quien materializa el delito, hay también aquellos que solo les conviene que se cometa y para finalizar están los que a sabiendas no mueven un dedo para que no se cometa, en ese sentido, todos se comen un pedacito de esa torta de la muerte. En este caso, que hemos analizado aquí pareciera que estamos ante un grupo de estos comensales que trabajan al servicio de quienes no quieren que los resultados de la investigación se conozcan a la luz pública, esto a simple vuelo de pájaro tiene una lectura y es que no se conozcan los verdaderos autores intelectuales del asesinato del Cacique Sabino Romero, pero ocurrió para mala suerte de estos “señores” y “señoras” que debido a que ha sido un caso que removió membranas nacionales e internacionales, y ha tenido un seguimiento cercano de luchadores sociales y funcionarios públicos honestos y con espíritu revolucionario verdadero, la investigación tiene los nombres y los datos precisos de autores intelectuales y materiales, señores de esos que hacen mover las agujas de la balanza como locas por el peso que se le monta, y para que no se develen sus rostros han tenido que diseñar otros mecanismos más complejos y delicados, como por ejemplo: 1) asesinar a testigos claves que soportan la acusación del Ministerio Público y que serán determinantes en la fase de juicio para esclarecer las responsabilidades, 2) continuar y profundizar la criminalización que han hecho los medios regionales del Cacique Sabino Romero y extenderla a sus hijos quienes son testigos claves del caso, porque fueron de los pocos que estuvieron presente la noche del asesinato y salieron detrás de los criminales de su padre, específicamente Sabino e Isidro Romero Martínez 3) justificar el asesinato de Sabino e Isidro Romero Martínez (hijos) por parte de agentes serviles al sector ganadero de los cuerpos de seguridad del Estado que operan en Machiques, para que se asuma como una acción útil y necesaria el sacrificio de sujetos tan nocivos para la sociedad como los quieren hacer ver periodistas como Javier Ignacio Mayorca del diario “El Nacional” quien a todas luces debe ser investigado en este caso, y 4) lograr la radicación (llevarlo para otro Estado de la Republica) del juicio a otra Entidad Federal para garantizar que los familiares del Cacique Sabino Romero y el movimiento social no asistan al juicio para hacer seguimiento de su desarrollo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir con todos tus comentarios y opiones