Titulares

Titulares

Páginas vistas en total

domingo, 31 de marzo de 2013

Sabino y la Sociedad Homo et Natura significan el fracaso del Gobierno en materia indígena y política fronteriza

Por: Sociedad Homo et Natura

La soberbia de muchos hombres del Estado-Gobierno venezolano, como de muchos otros gobiernos vecinos o del mundo está sustentada en la verdad que le otorga el poder y su pensamiento único. Pero esa prepotencia en el fondo es desconocimiento, temor a lo pequeño y diverso, que a la final termina por desgastarlos y pulverizándoles su verdad y su poder. Miles de minúsculos grupos sociales y de gente diversa en Venezuela y en otros países accionando y pensando cotidianamente les obligan a encerrarse en el poder y aferrarse en su verdad única expresada en miles de recetas y consignas muchas veces ajenas al pueblo, pero de tanto repetirlas son. Y por este temor es que hoy vemos en Venezuela águilas cazando moscas.


Estos hombres y mujeres, abajo nombrados, nunca aceptaron la verdad de Sabino y de la Sociedad Homo et Natura, pese a que de distintas maneras en la frontera del Zulia y en varios lugares del país se le buscan para decirles que hay otras maneras distintas y complementarias de ver lo indígena, el territorio y su demarcación de tierra. Por esta razón aceptamos de inmediato el llamado de Arias Cárdenas y su invitación a acompañar a los Yukpa a la Cancillería el lunes 25 del corriente mes. Por esta razón creció Sabino y su lucha al lado de la gente de Homo et Natura y de otro poco de gente y grupos esparcidos por la patria de Guaicaipuro y de Bolívar. Por estas razones, repetimos: hoy fracasó su verdad única, su poder de Estado y sus títulos chimbos. Cometieron todos los errores reales e imaginarios al confundir amigos por enemigos, que en este momento no vamos a escribir nuevamente, primero porque los muros del poder y la soberbia no les permiten razonar y segundo porque son muchos a enumerar.

Ya muerto Sabino, ahora toda la fuerza les queda libre para arremeter contra la organización no gubernamental Sociedad Homo et Natura y su coordinador general, profesor Lusbi Portillo. Por esta razón hay un juicio abierto en su contra, también en contra de Provea, que después de las elecciones continuará, este juicio político amañado va, lo hicieron ir, entre un manojo de irregularidades que a cualquier jurista sensato le daría vergüenza, recordemos el juicio laberíntico que le montaron a Sabino por puro odio y racismo; sin embargo, la Fiscalía no le quiere toma las declaraciones a sus dos hijos: Sabinito e Isidro, y de su primo Vicente Anane detenidos, amenazados y torturados en la misma noche del asesinato de Sabino por unos efectivos del Ejército comandados por el teniente Pérez y transportado por el vehículo militar Tiuna placa Nº EV7253. Para estos malos funcionarios en arma no hay juicio.

La policía ayer miércoles 27 de marzo de 2013 citaron e interrogaron por más de dos horas y media al coordinador general Lusbi Portillo de Homo et Natura para que les explicara su vínculo en el tiempo (1992-2013) con Sabino y su plan de ocupar tierras de ganaderos, los nombres de sus compañeros, la dirección del registro de su asociación sin fines de lucro, la dirección donde funcionan y el de su humilde habitación, sus teléfonos, los nombres de sus padres, los nombres de los bancos donde tienen sus cuentas personales y de la organización, sus financistas extranjeros o internos, por qué los Yukpa toman fotos a los que llegan a Chaktapa, qué hace ellos con esas fotos, quiénes se las procesan, si Sabino en vida le entregaba dinero u objetos, si llevamos estudiantes y otras personas a las comunidades, a cuáles en especiales, dónde están esas fotos y videos, porque tenemos tanto tiempo con los Yukpa, si conocía a Carlos Azpurua, entre otras cosas.

Algo que llama la atención, nada escribía el funcionario del CICIP de la Delegación de Maracaibo cuando en el interrogatorio se le trataba de explicar los detalles de la errada política militar, policial, asistencialista y exhibicionista: en el caso del Plan Yukpa se trataba de unas políticas de Estado que funcionaban como vitrinas de la presencia de una gestión de gobierno dislocada de la compleja realidad fronteriza y las particularidades culturales del pueblo Yukpa. Las Bases Militares engendradas por diez ministerios coordinados para aquel entonces por el “Politólogo” El Aissami, Ministro de Poder Popular para las Relaciones Interiores y Justicia, la fracasada política de dividir las comunidades y aislar a Chaktapa en especial, de poner a pelear a Olegario Romero Romero, casado con una sobrina de Sabino, Amalia Pérez, Antonio Romero y a Jesús Terán contra Sabino. Sonreía y conversaba pero no escribía nada cuando Portillo explicaba cómo fracasó la demarcación de tierra por culpa de los funcionarios ministeriales del ambiente Ana Eliza Osorio, Yubiry Ortega de Carrizales y Sergio Rodríguez durante el proceso de demarcación de los territorios Yukpa (2004-2011), de la dislocada política etnocida de las ministras indígenas saliente y actual, de la incapacidad del CICPC-Machiques y del Ministerio Público en general para realizar las debidas investigaciones en relación con los asesinatos de los 8 últimos dirigentes Yukpa, advertimos sobre la necesidad de una investigación seria como hoy pretenden hacerlo, denunciamos los sostenidos maltratos por parte de la Guardia Nacional Bolivariana o no Bolivariana y del Ejército del Fuerte Macoa antes, durante y después de la salida del General Izquierdo Torres; se hacía el desentendido el funcionario escribiente cuando Lusbi Portillo en el interrogatorio argumentaba preguntando qué hubiese sucedido si el Canciller para aquel entonces Nicolás Maduro hubiese atendido a Sabino acompañado por un grupo de caciques el 8 y 9 de noviembre de 2012, y no lo hubiese dejado esperando dos días en la puerta, para luego partir Sabino y su gente de nuevo a la Sierra de Perijá desesperanzados, con las manos vacías, tal como el 25 de marzo de 2013 el Canciller Jaua los atendió, quizás no lo hubiesen asesinado. El Canciller Jaua ordenó un trato justo para las víctimas, familiares y allegados de Sabino, nunca en su vida habían comido tanto, ni acostarse por una noche en camas suaves como nubes en el Hotel Hilton Anauco.

Entre las cosas que quedan sin respuesta llama la atención otra vez cómo no se cumplió la voluntad del Gobernador del Zulia Francisco arias Cárdenas cuando nos manifestó que consideraba necesario que Homo et Natura participara en la reunión, haciendo un ejercicio de imaginación y con los referentes conocidos, la respuesta del Canciller jagua pudo ser: te atiendo el 25 a tus Yukpa y a Choncho, y gestiono también el pago de 50 haciendas pero no a Lusbi Portillo, con ese señor y con Homo et Natura este Gobierno no se reúne, tal como nos contó que le dijo el Hermano Jesuita Korta en el 2010 cuando Jaua como Vicepresidente Ejecutivo de Venezuela se sentó con los Jesuitas y otros allegados a negociar el fin de su huelga de hambre por la libertad de Sabino, Alexander y Olegario Romero Romero y la continuación de la demarcación de tierras suficiente para una vida digna en el tiempo. Hemos de puntualizar que en las negociaciones con el Hermano Jesuita Korta para montar y preparar la huelga de hambre y toda la movilización necesaria sólo estuvieron Lusbi Portillo y dos compañeras de Caracas de nuestra organización, por esta razón el hermano vasco Jesús María Korta para no traicionar a Lusbi Portillo y a los demás militantes de la organización que representa, le pedía al Vicepresidente que dejara sentar en la mesa la otra parte que organizó amarrarlo con cadenas en uno de los anchos pilares de la puerta de la entrada donde están las oficinas y salas de la Asamblea Nacional.

Lo que el Gobierno y el Canciller Jaua no toman en cuenta es que ahora él se mueve en un ámbito internacional y en algunos de estos Foros deberá contestar por qué en su país se asesinan sostenidamente a los dirigentes y defensores indígenas como Sabino y Alexander, no se le protege cuando exigen protección como fue el caso de Carmen Romero Fernández, no se les entregan tierras suficientes, no se respetan sus derechos, se les visibilizan en el sistema de medios públicos del Estado-Gobierno, y por otro lado se persiguen a los defensores de derechos humanos como Portillo o Provea. Por qué funcionarios del Gobierno criminalizan a Lusbi Portillo y a la ONG Sociedad Homo et Natura señalándolos de escuálidos, de contra revolucionarios, de agentes de la CIA, de estar financiados por empresas mineras trasnacionales, o por Estados europeos, o Estados Unidos, de paramilitar, o narcotraficante, porque lo fichan en el CICPC y le engañan diciéndole que es una conversa con él como antropólogo ya que se necesitaba que le explicaran a partir de su experiencia y formación su opinión sobre la cultura Yukpa, no se le llamaba en calidad de testigo por la muerte del Caique Sabino, y que por esta razón no se necesitaba en la conversa la asistencia exigida de un fiscal del Ministerio Público, así se lo manifestó amenamente en presencia de su abogado Dr. Douglas Querales un alto funcionario llamado José Castellano de Investigación del Eje de Homicidio Zulia. El interrogatorio comenzó cuando el profesor Portillo manifestó estoy aquí por invitación través de una llamada realizada por el Jefe de Investigación Eje de Homicidio Zulia Octavio Hurtado y terminó cuando Lusbi le dijo: “cuándo es que yo voy hablar de la cultura Yukpa”, esto no lo escribió el funcionario, como tampoco escribió: “al final de este ciclo de lucha al fin la Cancillería tienen mis datos y de Homo et Natura”. Datos muy procurados durante la gestión de Maduro.

Este Alto Gobierno (y el de los otros) desde hace rato está bravo con los “Sabinos Somos Todos” porque combatimos su poder y el pensamiento único colonial y extractivista desde el 5 de mayo de 1985.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir con todos tus comentarios y opiones