Titulares

Titulares

Páginas vistas en total

viernes, 16 de junio de 2017

Exigimos ya la designación del juez de la causa de Rodney Álvarez.


Exigimos al abogado Jesús Arias Quintero, 
Director Ejecutivo de la Magistratura,
la designación del juez que asumirá  
el caso de Rodney Álvarez. 

Corriente Clasista Unitaria 
Revolucionaria y Autónoma CCURA

Cuando en la Corriente Clasista Unitaria Revolucionaria y Autónoma CCURA, decidimos tiempo atrás acompañar la defensa de Rodney Álvarez, lo asumimos conociendo la causa y convencidos de la inocencia de este trabajador ferrominero.

Investigamos el caso, en el contexto del movimiento político y sindical de las empresas básicas, las luchas que los guayaneses libran en defensa de sus derechos y contratos colectivos, y sus acciones en la búsqueda de autonomía e independencia de las organizaciones sindicales. Aspectos muy importantes y vinculados a la situación de los trabajadores, entre los que Álvarez, como ferrominero, mostró interés desde antes de ese 9 de junio del 2011, cuando acude al llamado de asamblea de Sintra-Ferrominera, para la designación de la Comisión Electoral, que regiría los destinos de los comicios de esta organización sindical, de la que él junto al resto de los ferromineros, está afiliado y forma parte.

Seis años ya hacen de ese momento. Seis años que pesan en la humanidad de Rodney Álvarez, ya que no ha sido posible que el sistema de justicia venezolano, busque la verdad, sea diligente y de manera autónoma ante las acciones e intereses malévolos de quienes desde las alturas del poder, -PSUV, Gobernación- quieren retener a un trabajador inocente como un reo, y que el responsable de los hechos acaecidos ese día, disfrute y goce de plena libertad.


El caso es que hoy es día, la Jueza 12ª de juicio del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas, abogada María Eugenia Núñez, estando a cargo del juicio, cumplió fielmente el mandato de estancar el proceso sin darle garantías de una medida cautelar al trabajador, como fue la orientación del gobierno y del PSUV, imponiendo en el caso, la mora y el retardo procesal.

La Jueza ahora gozaría de un ascenso a la Corte de Apelación del mismo Circuito Judicial Penal, y esto conlleva a que luego de seis años de juicio, la juez no culminará el procedimiento obligando a iniciar nuevamente el juicio y ahora con otro juez.

Por otra parte, la designación de esta juez, corresponde, al abogado Jesús Arias Quintero, Director Ejecutivo de la Magistratura, sin que hasta le fecha, sugiera el nombre del abogado que asumirá el caso de Álvarez. He aquí una muestra más de la ceguera, falsedad y “diligente” de la justicia en Venezuela, y más aún cuando se trata de lograr la libertad de un trabajador que es inocente.

Héctor Maican, militante de PSUV e integrante de Sintra-Ferrominera, quien como consta en los videos, y por los testimonios de los presentes, a plena luz del día en aquella asamblea de trabajadores del 9 de junio del 2011, realizó los tres únicos disparos, y de los que resultaron heridos Luis Quilarte, Agustín Lezama, y Renni Rojas, quien muere a los pocos minutos. Maican, en su acción de huida, fue alcanzado por los efectivos de la GNB, quienes le dan captura, y por quien días después mediante un programa de radio, aboga el gobernador Rangel Gómez, afirmando, “que los disparos de Maican, fueron realizados al aire”.

Cuando el juicio se aproxima a su aparente final con la convocatoria de los efectivos de la GNB, que dieron captura a Héctor Maican, son citados en tres ocasiones sin que en momento alguno hicieran presencia. Sin embargo, ante la última audiencia se presenta la juez María Eugenia Nuñez, con el pliego que le informa sobre el ascenso y nombramiento al nuevo cargo.

Si en el marco de la situación del país, los trabajadores somos víctimas del nefasto paquete de medidas económicas que de manera conjunta aplican el gobierno y la Comisión Nacional de Economía Productiva, los ferromineros constatan un particular ensañamiento, ya que la realización de elecciones sindicales están suspendidas y cruzadas por un debate sobre los alcances de las cláusulas y derechos de los ferromineros, en estado de deterioro y escasa defensa. Esta diatriba, distrae y no permite la atención en una bandera de lucha que podría ser enarbolada de manera simultánea por los trabajadores, y esa no es otra que: la exigencia de libertad de Rodney Álvarez.

¿Y que más podría exigir y esperar por un trabajador afiliado a una organización sindical, si no es que esta le defienda con todos los hierros, como ferrominero que es, y que TODOS los ferromineros exijan su plena libertad, ya que saben bien que él es inocente de las razones que le imputan y por las que está preso?

Hoy la lucha por la libertad de Rodney Álvarez, pasa por levantar la exigencia al abogado Jesús Arias Quintero, Director Ejecutivo de la Magistratura, para que designe el juez que dará seguimiento al caso. La lucha por la libertad de Rodney Álvarez, solicita de la integración, la solidaridad activa, el aporte económico, el pronunciamiento constantes de quienes tienen oportunidad de estar en los medios de comunicación, como las representaciones parlamentarias de Guayana, los dirigentes y fracciones sindicales.

¿No merece Rodney Álvarez, el aporte de su denuncia, y la movilización por su causa? Exigimos de la dirigencia sindical el desprendimiento que demanda el caso. Los trabajadores no tenemos otra alternativa sino la lucha. La situación de Rodney, exige de los trabajadores: unidad, desprendimiento, movilización, organización, aportes económicos, y todas las formas de solidaridad posibles, para él y su familia. La dirigencia sindical del país, debe dar muestras de desprendimiento y decisión en esta lucha.

Libertad para Rodney Álvarez

Una sola clase una sola lucha.

Tomar las calles por su libertad

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir con todos tus comentarios y opiones