Titulares

Titulares

Páginas vistas en total

viernes, 9 de junio de 2017

Defensa de ferrominero Rodney Álvarez exige nombramiento de juez sucesor


Correo del Caroní
María Ramírez Cabello

09.06.2017

El caso del trabajador de Ferrominera Orinoco, Rodney Álvarez, detenido por la presunta participación en el homicidio del también ferrominero Renny Rojas, el 9 de junio de 2011 en el portón de la estatal, se mantiene engavetado a la espera de que el director ejecutivo de la Magistratura nombre a un juez, denunció el abogado defensor de Álvarez, Manuel Sarabia.

El defensor manifestó que la jueza María Eugenia Núñez, quien estaba a cargo del caso, cumplió el mandato “de mantener estancado el proceso sin darle garantías de una medida cautelar al trabajador, cumplió la orientación del gobierno y del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) de acentuar el retardo procesal”. Sarabia atribuye las irregularidades en el caso y la instrucción de radicarlo en Caracas a la orden de proteger al ferrominero Héctor Maican, quien -asegura- accionó un arma de fuego e hirió a tres trabajadores, entre ellos Renny Rojas.


Con la negativa de conceder una medida sustitutiva de libertad, dijo, la jueza violó el artículo 230 de la ley adjetiva penal vigente, pues Álvarez tenía cinco años y seis meses privado de libertad en la cárcel del Rodeo II para la fecha. Además, precisó, violó los artículos 44 y 257 de la Carta Magna.

Sarabia aseguró que están atentos a la asignación de un nuevo juez, hecho que pudiera concretarse próximamente. “Hemos solicitado una medida sustitutiva de libertad porque sabemos que lo acusan de cometer un crimen que no cometió y ya son dos meses sin juez”.

Corresponde a Jesús Arias Quintero, director ejecutivo de la Magistratura, nombrar al juez sucesor aunque advirtió que para ello “no se requiere de trámites formales ya que el nombramiento de jueces en Venezuela se realiza a dedo, según la conveniencia personal o amiguismo”.

Álvarez fue detenido el 17 de junio de 2011, por lo que la próxima semana cumple seis años preso. En contraste, resaltó el abogado defensor, “los asesinos andan libremente por allí, él fue solo un chivo expiatorio”.

Entretanto, destacó, sus tres hijos que habitan junto a su madre en Ciudad Piar viven en estado de indigencia por falta de recursos económicos, por lo que reclamó el cese del retardo procesal injustificado “imputable al poder judicial y el inmediato nombramiento del juez que iniciará la judicialización del trabajador Rodney Álvarez, solo así este acusado podrá demostrar su inocencia y lograr que el homicidio de Renny Rojas no quede impune como lo ha pretendido imponer el PSUV”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir con todos tus comentarios y opiones