Titulares

Titulares

Páginas vistas en total

lunes, 5 de diciembre de 2016

Lo sucedido en el Club Carabobo de Lagunillas, las prácticas antisindicales de Wills Rangel y su dirigencia sindical de acólitos.



Por: Francisco “FRAN” Luna

Dan vergüenza y pena ajena el movimiento sindical, perteneciente al gobierno de turno, liderado por Wills Rangel, con sus títulos honoríficos de presidente de la Central Bolivariana de Trabajadores Venezolanos (CSBT) y Presidente de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (FUTPV), por sus políticas de entrega a los patronos públicos y privados, al convertir en migajas el salario. Nosotros expresamos que ese es un salario de hambre, que abarata la mano de obra y humilla cada día más a la clase trabajadora venezolana.

Como representante nacional de la corriente sindical C-cura (Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma) que lidera José Bodas y como Sec. Ejecutivo de la FUTPV, basare mis cuestionamientos especialmente en las políticas hambreadoras utilizadas por esta dirigencia sindical en la Industria Petrolera y puestas en prácticas, por sus acólitos en todos los estados de la República, por personajes como: Igor Rojas. Eudis Girot, Sandra Nieves, Erika Chirinos, Luis Chirinos, Daniel Álvarez, José Sánchez, Jaime López, Carlos Labrador, Robert González, Marcos Reina, Raúl Párica, José Sánchez, Argenis Olivares, José Marcano, Jairo y Juan Ollarves, Elbano Sánchez, Antonio Lugo, Rubén Borjas, Antonio García, Julio Sánchez y muchos otros. Inclusive dirigentes pertenecientes a la comisión electoral del actual proceso en la FUTPV, que deben ser imparciales, sin embargo hacen gala de su poder a favor de Wills Rangel.

Estas personas ampliamente conocidas por los trabajadores, de una forma u otra, activa o pasivamente por ser agentes del gobierno todos; callan hechos y hacen prácticas antisindicales, se han constituidos en los verdugos de nuestra clase.

Los trabajadores petroleros, merecen de nosotros como dirigentes sindicales, respeto como seres humanos, miembros de sus sindicatos y de la FUTPV, además de que son parte de la primera industria del país, donde de cada 100 dólares que entran de divisas, 96 las producimos la gran familia petrolera y no es justo, ese trato miserable y humillante que da la dirigencia del gobierno, a quienes de forma real contribuimos al país con casi un 100% del presupuestos nacional, para cancelar deudas, proyectos, pagos de salarios, aportes a otros sectores laborales, inversiones y obras sociales; y que nuestros salarios además de ser de hambre, también nos llenen de falsas expectativas ofreciéndonos con bombos y platillos por televisión: ropas, carteras, zapatos y pare de contar “a precios solidarios”, creando según ellos soluciones ante la horrible crisis que vivimos.

Por ello denunciamos, el bochorno que vivió la clase trabajadora y su flia en el Club Carabobo de Lagunillas, Edo Zulia, el sábado 3 de diciembre. Fuimos convocados y nos dejaron afuera bajo un inclemente sol por largo rato mientras esa dirigencia sindical arrodillada al patrono, se burlaron de la clase trabajadora petrolera, al presentar el negocio de sus ventas con precios y condiciones inaccesibles que en nada ayudan a la familia petrolera, porque nos hipotecaron con los créditos a obtener, el IFA, lo acumulado en la caja de ahorro, las prestaciones sociales, las convirtieron en migajas al buscar que comer ante la crisis creada por este gobierno, con la especulación, la inflación que no cesan y que al contrario crecen.

Esta situación produjo alteraciones en los ánimos, y un posible conato de inseguridad para los presentes, ya que las fuerzas de seguridad arremetieron. Lastimosamente hubo saqueos leves, por supuesto, culpa de ellos y sus políticas aberrantes. Menos mal no dejó saldo de heridos ni lesionados. Solo algunos aporreos y forcejeos por los abusos de la seguridad. Lo positivo, fue lo demostrado con la consigna lanzada a viva voz por los presentes: BODAS, BODAS, BODAS, los va a derrotar.

Estos señores, en lugar de luchar como dirigentes sindicales por su clase trabajadora, exigiendo un salario digno al patrono y no fungiendo de turcos o comerciantes, -como en el pasado lo hizo la burocracia adeca, recuerden el caso de Mollegas en SIDOR- es triste decirlo, pero solo han contribuido a desmejorar la calidad de vida a los petroleros.

Cuatro contratos colectivos discutidos con esta dirección, derrumbaron la calidad de vida del petrolero. Para muestra un botón, 11 bs será el aumento en Enero del 2017, firmado en el último contrato, aupado por estos señores, cuando la canasta básica ronda los 600 mil bs. Salarios de hambre y mano de obra barata, es el único legado de estos señores en 7 años.

Nos les bastó el silencio guardado ante el “cumplimiento de pago” de la famosa tablita, nunca realizado; ni el silencio practicado cuando Francisco Illaramendi al llevarse el dinero (540 millones de dólares) del Fondo de Pensiones de los jubilados, sobrevivientes y activos de la Industria Petrolera, sino que su fracción de diputados en la AN liberan de toda responsabilidad administrativa a Rafael Ramírez, hoy acusado de malversar 11 millardos de dólares en PDVSA y a Eudomario Carruyo, Presidente y jefe de Finanzas respectivamente de PDVSA en ese tiempo.

Son dirigentes sindicales sumisos y complacientes con el gobierno. Nunca han hablado de la violación de la LOTTT cuando se tercerizan personal, aplauden a José Luis Parada y a su equipo: Rómer Valdés y Coronado, exjefes de PDVSA Occidente, cada vez que maltrataron y humillaron a los petroleros, negándoles, suspendiéndolos y despidiéndolos de sus puestos de trabajo, sin justificación alguna.

Son todos alcahuetes de los gerentes, cuando guardar silencio, acompañarlos en la violación de la contratación colectiva, en un 80%. No se pagan los sobretiempo y tiempos de viajes, pago de sustituciones, desatención en clínicas, no se entregan las medicinas, accidentes laborales y sus pagos como dice la ley, tapan los robos y la corrupción, sirven comidas malas, y propician la destrucción de la industria por la baja producción, y la ausencia de políticas correctivas y preventivas ante accidentes laborales y rematan con un escalafón que desmejora a gran cantidad de trabajadores.

Son las mismas dirigentes, que les quitaron sus puestos a los trabajadores de Shlumbergert y otras contratistas, aupando y justificando al patrono. No accionaron los pliegos de peticiones ante las inspectorías para pelear por la estabilidad de esos compañeros, hoy cesante. Esa es la gran diferencia con C-cura, que es gente de pelea.

Esa, es la misma dirigencia gobiernera, que permiten pagos de paquetes por salario, en empresas de maletín ligadas al partido de gobierno, desconociendo la contratación colectiva e imponiendo mano de obra barata y explotada y restando calidad de vida al trabajador y su familia. Es la dirigencia sindical que hace y calla el fraude de excluir más de 26 mil trabajadores, con derecho a voto en las elecciones de la FUTPV y hace elecciones fraudulentas en los sindicatos de base, sin rivales y plancha única.

Es la misma dirigencia gobiernera, que deja excluir a los jubilados de antaño hasta el 2016, de la homologación y al igual los mismos que suspenden tres veces las elecciones sindicales de la FUTPV-2016, ahora postergadas sin fecha y quieren hacernos vivir la incertidumbre que ocurra igual que en SIDOR: SUSPENSION INDEFINIDA. Ellos saben bien que estas elecciones, las van a perder.

Para colmo, son la misma dirigencia, que silencian haber cambiado en el 2014, a espalda de sus dueños, los estatutos del Fondo de Pensiones de los Jubilados, sobrevivientes y activos de la Industria, para que hoy sean asignados a los patronos y los dispongan en el pago de deudas y canjes de bonos de PDVSA. Eso es un fraude a los jubilados. También, retrasan el salario mínimo legal correspondiente y el pago de los intereses de ese fondo, como corresponde en el tiempo real y legal, generando angustias a ese sector laboral por sus maquiavélicas decisiones. Aun corren el riesgo –y parece que no les importa- que el fondo de pensiones desaparezca y Wills Rangel e Igor Rojas como Director y suplente externo de PDVSA queden evidenciados como cómplices y traidores del cambio de esos estatutos.

Para finalizar, aseguramos que todos estos males, al conocer la enfermedad serán barridos por José Bodas, C-cura, su equipo de la plancha 36 y los trabajadores petroleros. Ese es nuestro compromiso, que con la fuerza, moral y capacidad de lucha y movilización de los petroleros, y dando uso del Art. 105 de la LOTTT, asumiremos la defensa de la TEA, el pago de ayuda por casa, la recuperación del salario y recuperar la calidad de vida del trabajador.

Como se lo dicen y lo vocean los petroleros. Vamos a imponer las elecciones y los vamos barrer de la FUTPV. Vamos a ganarles las elecciones, vamos a rescatar a la FUTPV para la lucha y defensa del contrato y del salario. Vamos a dar todas las luchas que haya que dar. Vamos a armar más y mejores equipos de trabajo en apoyo a José Bodas, C-cura y la Plancha 36, cuando quieran realizarlas, los vamos a barrer. No lo duden. Los vamos a barrer.

Atentamente

Francisco “FRAN” Luna

Dirigente de la Corriente Clasista Unitaria Revolucionaria y Autonoma 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir con todos tus comentarios y opiones