Titulares

Titulares

Páginas vistas en total

lunes, 25 de agosto de 2014

Contra la venta de CITGO

Luis Fuenmayor Toro

Estoy en desacuerdo con la venta de activos de la nación venezolana. Lo estuve desde que se privatizó CANTV, luego de un proceso inducido de deterioro, iniciado con el despido de sus muy bien preparados ingenieros, para venderla además a precios de gallina flaca. Eso se calificó como una acción de traición a la patria, calificación que le doy a toda venta de activos venezolanos efectuada por el gobierno que sea. La traición es mayor si además la venta se produce como consecuencia de la dilapidación de ingresos financieros gigantescos en políticas equivocadas, ineficacia y negligencia de funcionarios, corrupción administrativa y cualquier otra carajada gubernamental. Inaceptable que para tener algo de liquidez, el gobierno recurra a la venta de una empresa que funciona y da ganancias, sin importar su magnitud, y que no le pertenece, pues es de los venezolanos.


Si el gobierno necesita dinero, lo peor que puede hacer es liberarse de un activo que funciona y está produciendo ganancias. Y mucho menos un gobierno como el actual que con seguridad botará el dinero que reciba y se encontrará de nuevo en la inopia. Por esta razón, en el pasado adecocopeyano, del cual parece que no hemos salido pese a la propaganda mentirosa del Gobierno, se decidió deteriorar a la CANTV para argumentar luego que era una empresa quebrada, que daba pérdidas y que por lo tanto había que privatizarla. Algo parecido a lo que están haciendo con SIDOR y las empresas del aluminio: quebrándolas para volver a privatizarlas, como las privatizaron en el pasado adecocopeyano, que repito está más que presente cada día en la negligencia, corrupción y traición gubernamental.

CITGO ha generado más dividendos que el dinero invertido en su compra, sigue generando dividendos y somos dueños del cien por ciento de la empresa. CITGO le da a PDVSA una capacidad de refinación de unos 750 mil barriles diarios de crudo, que se sumarían a las capacidades existentes en el país para la producción de combustibles. CITGO garantiza la presencia de Venezuela en el mercado y en la sociedad estadounidense, lo cual es adecuado para el país desde el punto de vista de su imagen. Chávez en su momento decidió no vender CITGO, por lo que no se entiende ahora el empeño de su hijo en venderla.

Últimas Noticias, pp 28, 20-8-2014, Caracas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir con todos tus comentarios y opiones