Titulares

Titulares

Páginas vistas en total

lunes, 11 de marzo de 2013

Bolivia: Gran Congreso de la COB funda el Partido de los Trabajadores

Por: Delegación de Alternativa Revolucionaria del Pueblo en Congreso fundacional del PT

La Protesta Bolivia


Fundación formal del Partido de los Trabajadores

El Congreso fue inaugurado con una manifestación, la columna de delegados al Congreso marchó por Huanuni cantando: “Que lindo, que lindo, que lindo que va a ser, Evo a la mierda, obreros al poder”. Es una consigna que expresa la ruptura de grandes sectores populares con el gobierno de Evo Morales que traicionó la lucha por expulsar a las transnacionales del 2003 y que está haciendo un gobierno totalmente antiobrero y entregado a las transnacionales, aliado además a los terratenientes.

El Congreso culminó en Huanuni, el 8 de marzo, con 1200 delegados oficializados por la Comisión Política de la Central Obrera Boliviana, la gran mayoría representantes sindicales, pero también con participación de otros sectores populares e indígenas y de izquierda.
Los mineros de Huanuni, verdaderos artífices de que se realizara este Congreso, garantizaron alojamiento para todos los delegados en las escuelas de la localidad. Las clases fueron suspendidas el jueves 7 y viernes 8. Los niños de cada escuela, en cada aula, corrieron sus bancos, los apilaron en un rincón, y trajeron de sus casas colchonetas, frazadas y sábanas, convirtiendo a cada escuela en un gran alojamiento para los delegados al Congreso.

El Congreso contó con la decisiva presencia 300 delegados de trabajadores mineros, y fuertes delegaciones de salud, fabriles, también delegaciones de la Centrales obreras de todo el país, de maestros rurales, ferroviarios, etc. Estuvieron presente distintas organizaciones de izquierda como Alternativa Revolucionaria del Pueblo (que incluye a La Protesta, organización de la UIT-CI), Alternativa Socialista Revolucionaria (vinculada internacionalmente a la CIT), Lucha Socialista (LIT-CI), LORCI (vinculada internacionalmente al PTS de Argentina), el Movimiento Socialista de los Trabajadores (trotskista), también el Centro de Estudios Cesar Lora (que se inscribieron y fueron reconocidos 2 delegados como del POR).

El POR (Partido Obrero Revolucionario), por su parte, saco una declaración contra la constitución del Partido de Trabajadores, argumentando que era reformista. La Confederación de Maestros urbanos, dirigida en forma burocrática por el Partido Comunista, sacó una declaración paga en los diarios, contra el Congreso, amenazando con dividir la COB. El PC, aunque tiene casi nula actividad pública, es parte del gobierno masista y “dueño” del Ministerio de Educación.

Alternativa Revolucionaria del Pueblo participó con 6 delegados reconocidos y otros dos delegados indígenas de la nación Chui de Aiquile, invitados por ARP, que también fueron acreditados como delegados por el Congreso. Realizamos un trabajo previo de difusión entre sectores populares, campesinos, indígenas y de izquierda, alentándolos a participar en el Congreso. Los únicos dirigentes campesinos presentes en el Congreso fueron invitados por ARP.

Fueron leídos distintos saludos internacionales, entre ellos el de la Unidad Internacional de Trabajadores. También estuvo presente un representante de CONLUTAS de Brasil y Cristian Rath dirigente del PO de Argentina.

La organización del Congreso tuvo muchas deficiencias de parte de la COB. En primer lugar no hubo una campaña de la COB sobre las organizaciones populares para que asistan, ni una discusión de los documentos políticos con las bases de los sindicatos.

Fue decisivo para el Congreso la actitud de los mineros de Huanuni que exigieron su realización y presentaron un documento político que en gran medida enmendaba las notorias deficiencias del documento político que presentó la Comisión política de la COB, entre ellas que había eliminado, del proyecto de documento anterior, con el pretexto de "mejorarlo", nada menos que la cuestión del poder, del gobierno obrero, popular, campesino, indígena. El documento de Huanuni, con gran claridad conceptual, establece que el Partido de los Trabajadores tiene el objetivo de luchar por el poder para las mayorías explotadas de Bolivia y que debe ser un partido de lucha por las demandas de los trabajadores y el pueblo. Por exigencia de la delegación minera este documento es parte de la tesis política votada.
Se votaron por unanimidad votos resolutivos contra la reelección de Evo Morales (que quiere hacerse reelegir, mientras que en la Constitución se prohibe expresamente esa posibilidad)y contra la imposición del gobierno de que el nuevo aeropuerto de Oruro se llame Evo Morales.
Una deficiencia importante del Congreso fue que el estatuto minimiza a las representaciones populares que no sean de la COB, indígenas, organizaciones vecinales, etc, que en la historia reciente de Bolivia jugaron un rol decisivo de vanguardia (guerra del agua en Cochabamba en el 2000, guerra del gas del 2003 en El Alto que derribó al gobierno del Goni Sánchez de Losada). Es decir, el estatuto no termina de despegarse de una lógica sindicalista, en base a tradiciones sindicales antiguas de la COB. Y no apunta a formar un real movimiento revolucionario. Al mismo tiempo derogó un artículo que permitía la existencia de corrientes políticas internas. Aunque contradictoriamente las autorizan otros artículos, llamándolas “tendencias”, e incluso dándole representación en los Congresos y dirección. El resultado de la elección de la dirección por sectores, electos por los actuales dirigentes de la COB, casi no hay dirigentes que expresen a las luchas reales que ha dado la clase trabajadora. Es decir no hubo un debate sobre qué dirigente deberían encabezar para expresar esa lucha. Y no hay dirigentes campesinos pobres o de barrios populares. Por presión de la mayoría de los delegados al Congreso se incorporó a un dirigente estudiantil de izquierda (MST) y a dos mujeres (dirigentes de amas de casa de Huanuni).

Esta forma burocrática de elegir la dirección, arroja dudas lógicas sobre la orientación y operatividad de esta dirección. Aunque faltan completar más de 40 cargos que no está muy claro de como se llenarán (teóricamente con un nuevo Congreso o conferencia). E incluso, se tema que, repitiendo viejas prácticas sindicales, podrían ser cubiertos a dedo por los dirigentes ya electos.

Estas debilidades en su constitución fundacional, pueden impedir el crecimiento del PT o desviarlo a desconocer sus tesis fundacionales, y convertirlo en un partido cuyo único objetivo sea sacar algún parlamentario que termina aliándose al gobierno.

No obstante estas fuertes limitaciones, el mismo hecho de que el PT sea por fin fundado, es un triunfo de las organizaciones que luchamos por eso, en primer lugar de los mineros de Huanuni, de los maestros rurales, y también de nuestra ARP. Esta fundación abre una oportunidad para llevar al conjunto de los trabajadores y al pueblo la constitución real de un instrumento de clase para la lucha anticapitalista y antiimperialista, contra el gobierno y la derecha. Así lo entienden los trabajadores de base de Huanuni y así hay que llevar a todos los trabajadores y al pueblo pobre las resoluciones. Los trabajadores y sectores populares deben hacer suyo al PT, llenarlo de contendido real, convertir su programa en algo vivo que encarne en la lucha popular. Esta lucha puede poner en pie a una corriente revolucionaria por el PT, con centenares o miles de dirigentes de la lucha obrera, popular, indígena, campesina, estudiantil. La izquierda revolucionaria, junto a los dirigentes sindicales combativos tiene una gran responsabilidad en esto, que es lo único que puede darle carne y sangre al Partido de Trabajadores.

Delegación de Alternativa Revolucionaria del Pueblo al Congreso de Fundación del PT






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir con todos tus comentarios y opiones