Titulares

Titulares

Páginas vistas en total

sábado, 6 de mayo de 2017

No aparece la justicia, en el caso de Rodney Álvarez



Las mafias del PSUV, impiden su libertad



Exigimos que el abogado Jesús Arias Quintero, director de la 

Magistratura, designe ya el juez responsable del caso de 
Rodney Álvarez y destine la fecha de audiencia. 

Los trabajadores debemos 
manifestar en las calles por su libertad


Corriente Clasista Unitaria 
Revolucionaria y Autónoma
Ccura     
05.05.2017

Casi seis años de encierro lleva el trabajador de Ferrominera Orinoco (FMO), Rodney Álvarez, indiciado por un crimen en el que sus compañeros de trabajo, defienden su inocencia y exigen su libertad.

En Venezuela la justicia es ciega

Una nueva evidencia de la ceguera y parcialidad de la justicia en Venezuela, que se empeña en no dar con la verdad y el final del caso. El abogado defensor ante quien habíamos ciframos confianza y avanzado en el procedimiento, de manera injustificada se ausentó del caso definitivamente.

Esto nos llevó a las consultas necesarias y de manera rápida a fin de no quedarnos en el aire ante esta ofensiva de las mafias que no quieren que la verdad salga a la calle y con ella Rodney Álvarez. Es en este momento cuando asume el caso el abogado Luis Aguilera.


A inicios del año, se citó por dos ocasiones a un técnico del CICPC, cuyo testimonio aclararían la trayectoria de los disparos, respecto a la ubicación de Álvarez y del trabajador fallecido, y deslindar responsabilidades en el caso. Sin embargo, ocupó dos citas faltando a la primera.

En las tres últimas audiencias, -marzo-abril 2017- estaban citados los tres Guardias Nacionales, que capturaron a Héctor Maicán, sin que nunca se presentaran. Estas comparecencias eran definitorias. Sus moras perjudican la resolución del caso.

En la última audiencia, -17 abril 2017- luego de cinco años y seis meses, sin lograr probar la participación de Rodney Álvarez en el caso que se le imputa, se da a conocer que la Jueza 12ª de juicio del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas, abogada María Eugenia Núñez, sería promovida a un ascenso a la Corte de Apelación del mismo Circuito Judicial Penal, por lo que ésta juez no culminará el juicio, obligando a iniciar el procedimiento con otro juez.

Entiéndase bien, luego casi seis años, el cambio de juez, es un castigo al imputado, porque se inicia de nuevo el juicio. ¿Tiene esto alguna intencionalidad? Para nosotros, esto es una burla y una violación fragrante a los derechos de Rodney Álvarez.

Al momento de redactar esta nota, -viernes 5 de mayo de 2017-, nos informan que el abogado Jesús Arias Quintero, director Ejecutivo de la Magistratura, responsable del ascenso de la abogada María Eugenia Núñez y del nombramiento del nuevo juez ante el caso de Rodney Álvarez, no ha procedido a la designación del sustituto al cargo.

¿Cómo es posible que se produzca el nombramiento de la abogada citada y no el de su sucesor, cuando estos cargos son una designación política y seguramente deben existir varios aspirantes al mismo? ¿Qué provoca tanta lentitud, cuando infinidad de casos requirieren rápida atención, además del Rodney Álvarez; y en el que las acciones legales que los defensores en su legítimo derecho aspiran ejercer, no se pueden porque dependen de esa designación? El Estado, entorpece la justicia.

Esta es una muestra más de como “la justicia en Venezuela es ciega, paralítica”, y no está hoy al servicio de los desposeídos –como nunca lo estuvo- y de cómo hay prácticas mal intencionadas y manipuladoras del proceso en el caso de Rodney Álvarez. Esto es una fragrante violación de los artículos 44 y 267 de la CRVB, tan mencionada en estos días por el Presidente de la República e infinidad de funcionarios del gobierno. 


Recontemos una vez más


Álvarez es acusado por el homicidio del trabajador de FMO: Renny Rojas, hecho ocurrido el 9 de junio de 2011 en el portón de la empresa, FMO, quien recibe un disparo en el cuello, en medio de una reyerta durante el ejercicio de una asamblea para la escogencia de la comisión electoral ante las cercanos comicios sindicales en esa empresa. Algunos sindicalistas y militantes del PSUV, acudieron a la misma, y entre insultos y gritos a Rubén González, a quien adversan, se realizan tres disparos ante la multitud, y caen muerto: Renny Rojas y herido, Luis Quilarque.

En medio de la confusión, los concurrentes visualizan desde el único lugar del que dan cuenta se realizaron disparos; a Héctor Maicán, Secretario de Finanzas, de Sindicato de Trabajadores de Ferrominera (Sintraferrominera), cuando sale corriendo y es alcanzado por tres efectivos de la GNB, todavía en posesión de un arma.

Desde ese momento y de manera intencionada se tejió una red de opinión inculpando a Rodney Álvarez, quien fue aprendido cuando se encontraba en el punto de control de la empresa, en Ciudad Piar, su lugar de trabajo.

En la audiencia de presentación, el fiscal 9° nacional y 4° del segundo circuito de esa jurisdicción, Deisy Bolívar y Wander Blanco, respectivamente, imputaron a Álvarez Rodríguez por la presunta comisión de delitos tipificados en el Código Penal.

El 10 de junio la Fiscalía anunció que el secretario de Finanzas de Sintraferrominera, Héctor Maicán, estaba detenido por su presunta responsabilidad en la muerte de Rojas. Dos días después afirmaron que "las pruebas de balística no concordaron" y se le liberó bajo régimen de presentación. En esos días, se dieron a conocer declaraciones del gobernador Rangel Gómez, afirmando que “Maicán es inocente ya que sus disparos fueron al aire”.

Maicán, fue imputado por lesiones leves causadas a Luis Quilarque, trabajador de FMO, que resultó herido en el tiroteo; nunca por el homicidio calificado por motivos fútiles e innobles, en la persona de Renny Rojas.

En el procedimiento que se le sigue a Álvarez, nunca se ha determinado su participación o culpabilidad en tales hechos. Por el contrario los testigos y trabajadores de FMO, en distintas audiencias dieron cuenta de lo sucedido, demostrando la inocencia de Álvarez. Evidencias importantes, fueron los videos de seguridad de la empresa, en los que se muestra el lugar del que se realizan los disparos, distinto al lugar en el que se aprecia a Rodney Álvarez, junto a otros trabajadores.

Posteriormente Álvarez es trasladado a la cárcel del Rodeo, dando inicio al juicio, en los tribunales en Caracas, a un día de viaje de Pto. Ordaz, lejos de sus hijos y familiares, compañeros de trabajo, y de todos los que hicieron presencia en la asamblea del 9 de junio 2011, en FMO. En fin, lejos de todos los que le conocen y por tanto del manto de solidaridad.

Desde sus inicios, el proceso que se le sigue a Rodney Álvarez, está plagado de arbitrariedades, traslados, saltos en las fechas, moras, incumplimiento en la convocatoria de testigos y técnicos y todo tipo de violaciones y actos de mala fe por parte del sistema de justicia venezolano. De esta manera se le han arrebatado casi seis años de su vida, al imponerle la cárcel, por un crimen que no cometió.

¿Qué hacer para redoblar la solidaridad?

Es necesario dar cuenta del nefasto peso del plan de medidas económicas que el gobierno de Nicolás Maduro y la Comisión de la Economía Productiva descargan sobre los hombros de los trabajadores. Como muchos, soportamos una pésima situación económica. La solidaridad, de los ferromineros y de los compañeros en las empresas básicas y otras, han mermado de forma considerable. Sin embargo, muchos trabajadores hacen sus esfuerzos, cada vez que los familiares de Álvarez y los grupos que apoyamos, hacen causa común en los portones de FMO, ya que la gente se manifiesta.

Debemos ser muy serios, sinceros y reclamar la falta de conciencia proletaria y la solidaridad de clase, que exige un caso como este. La militancia de Ccura y junto a compañeros del Núcleo Proletario, medios Web como laGuarura.net, laclase.info, deslinde2011, y programas radiales como Educadores con su Gente en el Edo Lara, entre otros, hemos desarrollado una modesta pero importante campaña haciendo llamados de solidaridad infructuosos, ante una dirigencia sindical nacional que se muestra indolente y ciega ante los requerimientos de un caso que demanda una campaña unitaria nacional de solidaridad.

La lucha por la libertad de Rodney Álvarez, exige la integración, el seguimiento, la solidaridad activa, el aporte económico, el pronunciamiento constantes de quienes tienen oportunidad de estar en los medios. En definitiva, llegan a los medios no por ellos mismos, sino porque se reclaman “dirigentes de los trabajadores”. Entonces compañeros, hagan méritos de este importante “reconocimiento”. ¿No merece Rodney Álvarez, el aporte de su denuncia, y la movilización por su causa? ¿No son sus objetivos la lucha por derechos laborales, la autonomía e independencia de los trabajadores? 


La Corriente Clasista Unitaria, Revolucionaria y Autónoma Ccura, hacemos un llamado a los distintos sitios Web que se reclaman defensores de los DDHH, a las organizaciones y corrientes sindicales que se reclaman clasistas, a redoblar los esfuerzos en torno a este caso. Convocamos a los trabajadores a permanecer alertas, decididos y dispuestos a la movilización y exigencia por su libertad.

Juntos debemos levantar la exigencia de que el abogado Jesús Arias Quintero, director Ejecutivo de la Magistratura, designe ya el juez sucesor del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas, responsable del caso de Rodney Alvarez y anunciar ya, la fecha de audiencia.

Los trabajadores no tenemos otra alternativa sino la lucha. La situación de Rodney, exige de los trabajadores: unidad, desprendimiento, movilización, organización, aportes económicos, y todas las formas de solidaridad posibles, para él y su familia. La dirigencia sindical del país, debe dar muestras de desprendimiento y decisión en esta lucha.



Libertad para Rodney Álvarez

Una sola clase una sola lucha.

Tomar las calles por su libertad

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir con todos tus comentarios y opiones