Titulares

Titulares

Páginas vistas en total

martes, 1 de agosto de 2017

Maduro impone su estafa constituyente en medio de un baño de sangre



Marcos Valverde 
Correo del Caroní 

16 venezolanos fueron asesinados este domingo 30/07. El día de mayor violencia política desde el comienzo de las protestas coincide con la consumación de la estrategia autocrática de Nicolás Maduro para perpetuar su poder y el del partido fundado por Hugo Chávez.

El chavismo repitió hasta la saciedad una consigna durante la campaña del fraude impuesto por la dictadura de Nicolás Maduro para este domingo: la constituyente es paz. Lo paradójico es que en el transcurrir de esas 24 horas de “paz constituyente”, 16 personas fueron asesinadas: una masacre, según han denunciado voceros del programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) y de Cofavic, sustentados en estándares del derecho internacional. Una masacre por la paz. El portal web Runrunes dividió la masacre según ocurrieron los asesinatos por cada estado. La mayoría de los asesinatos se concentraron en Táchira y Mérida: seis y cinco, respectivamente.

Partamos de Táchira: en Tucapé, municipio Cárdenas, hubo dos víctimas: Luis Ortiz, de 17 años, y Albert Rosales, de 53. Wilmer Smith Flores, de 21 años, fue asesinado en un centro de votación en La Grita, Jáuregui. En el mismo pueblo fue asesinado Ronald Ramírez Rosales, sargento segundo de la Guardia Nacional Bolivariana. Adrián Rodríguez, de 13 años, cayó asesinado en El Calvario de Capacho Viejo. En la noche del domingo, Ender Rafael Peña, de 18 años murió horas después de recibir un tiro en la ingle en la avenida Rotaria, de San Cristóbal.


En Mérida, la masacre comenzó en la noche del sábado con Chiguará. Marcel Pereira e Iraldo Gutiérrez fueron asesinados con balazos en la cabeza. En la mañana del domingo Eduardo Olave y Ángelo Yordano Méndez fueron asesinados por efectivos del Plan República cuando, como forma de protesta, trataron de entrar en un centro de votación en San Jacinto para llevarse el material electoral. La quinta víctima, según Runrunes, fue un indigente conocido como “Andrés”.

La ficción dictatorial

Lara fue otro de los estados que vivió el baño de sangre que impuso el empecinamiento dictatorial de Nicolás Maduro. La muerte sorprendió en la mañana del domingo a Luis Beltrán Zambrano, de 43 años, asesinado en Barquisimeto de un disparo en la cabeza. Los testigos acusan a funcionarios de la Guardia Nacional. Antes, en Aguada Grande, Juan José Monges Páez fue baleado cerca de un centro electoral. Murió a las horas.

En Zulia, un joven de 19 años, Heiber Ocando, fue asesinado en la mañana del domingo fue asesinado afuera de un centro electoral. Una comisión de mixta del Sebin, la GNB, la Policía de Zulia, el Cicpc y la Policía Nacional lo enfrentó por haber robado armas. En la noche, fue Miguel Urdaneta, de 25 años y dirigente de Un Nuevo Tiempo, quien falleció por acción de un grupo paraestatal: un balazo acabó con su vida.

El estado Sucre fue otro de los primeros en vivir el baño de sangre. Ricardo Campos, el secretario juvenil de Acción Democrática en Cumaná y estudiante de Derecho de la Universidad Gran Mariscal de Ayacucho (UGMA), fue asesinado de tres balazos en la madrugada del domingo. Los testigos acusan a funcionarios policiales por el crimen.

Así, Nicolás Maduro inauguró la consolidación de su dictadura. Y al gobierno no le interesó. Vladimir Padrino, ministro de Defensa, dijo que “ni uno de estos muertos” era responsabilidad de las fuerzas armadas. Y Maduro, en un baile de madrugada, resumió la jornada como un encuentro de paz. La dictadura vive de la ficción.

[Tomado de https://www.facebook.com/notes/correo-del-caron%C3%AD/maduro-impone-su-estafa-constituyente-en-medio-de-un-ba%C3%B1o-de-sangre/1402393706505662.]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir con todos tus comentarios y opiones